from Rye Meetings

I had a balls-to-the-wall stressful day at work today.

But my day started nicely, and now it's ending nicely as well.

It started out with good music, which is always awesome.

The music system for our store had just booted up. My co-worker was getting the store set up, and I walked up to the counter to grab things for the day. We usually shoot the shit while we get the store ready, but the original version of this song came on.

My co-worker, who's close to 9 to 10 years older than me, started humming the lyrics. I joined in as soon as I recognized the lyrics. Her eyes had that flicker of “Oh?” when she saw me hum with her — Then we started singing together and dancing. And then my other co-worker walked up and joined in too. We all had a fun few minutes of dancing, shaking our asses, and just being free.

She was surprised I even knew the song after.

“You must've been a baby kindergartener when this song was out! I was in middle school.”

“I probably was. I actually first heard this song through a bluegrass cover, when I was younger.”

“Ohhh, okay. I see.”

My other co-worker chirped in to affirm that she's heard of the cover I was talking about.

I have almost always gotten along with kids and people older than me. I say kids now, but honestly, I just mean any late-20-something, which is a millennial. And I usually blend in with this generation until historic moments are brought up like Y2K, 9/11, etc. With shit like that I mention, I was seven months, two years old, and so on, and the game is over. I'm singled out as an outside baby amongst these big bag oldies. And it remains that way until the conversation's reset.

(The only time I really get a chuckle out of poking fun at me and a friend's age difference is when Smells Like Teen Spirit comes on, and I let them know I was -8 years old when that came out. Their eyes widening and seeing me as not even a li'l embryo during that time — That's fucking hilarious.)

It felt nice to know that we shared that bit of culture together, even if through a slightly different messenger. It's nice pleasantly surprising people that you share something with them.

I loved starting my day with that.

#Personal #Music #SongFeature

 
Read more...

from Destellos de jade

Recuerdo aquel trece de enero del 2001, no quisiera pero lo hago porque fue una de las vivencias más terribles que he tenido en mi vida. Yo estaba en casa de mi abuelo en Berlín, Usulután. Aquella era una casa alta, de paredes gruesas, tenía varios horcones con puertas de madera y el piso de tierra, estaba ubicada en un terrenito mayormente inclinado y había sido construida cuando mi mamá y mi tía estaban pequeñas. Nunca esperamos que la apacible vida en aquella casita cambiaría la mañana del 13 de enero del 2001.

Aquella había sido una calurosa mañana, me había levantado temprano pues quería rotular los cuadernos con los que iniciaría el año escolar. Desde temprano le había pedido a mi tía lapiceros de colores y el molde de letras para rotular mis útiles, en éso había estado toda la mañana.

Recuerdo que como a las 10:30am me empezó a dar hambre pero no salía del cuarto porque mi tía (quien en ése entonces era directora del tercer ciclo de Berlín), estaba recibiendo la visita de dos muchachas que querían matricularse y fueron a verla para pedirle información.

Desde el cuarto yo escuchaba que platicaban y como no quería molestar no salía de la habitación. Pasó un rato y al fin el hambre me ganó, me levanté de la mesita junto a un horcón y justo cuando iba a saludar, empezó el temblor…

No se me olvida que quedé con la boca abierta dispuesta a decir “Buenos días”…

Todo se sacudió, las tejas empezaron a caer y oía los gritos de mi tía que me llamaba y me decía: -“¡Mamita tenés que salir de la casa!”

Pude distinguir sus gritos y la voz de mi abuelo que se desvanecían entre el ruido de las tejas cayendo, recuerdo que de repente el interior de la casa se iluminó, mientras éso pasaba yo instintivamente iba avanzando hacia la puerta de atrás tratando de pasar debajo de las mesas.

La última mesa que atravesé fue una que estaba en la cocina donde ponían cántaros, en éso mi tía me dijo: -“¡Mami salíte, pero salí ya!”- volteé y recuerdo ver que mi abuelo por alguna razón se quedó parado justo antes de la puerta que daba a la cocina pero todo desapareció en una polvareda…

Salí primero y mi tía detrás de mí,( ahora que lo pienso mi tía estaba cerca de la puerta de atrás así que ella pudo haber salido mucho tiempo antes pero no lo hizo por protegerme a mí).

Recuerdo que al salir pude ver que los pollos y los chompipes estaban tan asustados como yo… mi tía y yo volteamos hacia la casa y nos quedamos mudas esperando que mi abuelo saliera pues no se veía nada por el polvo… al fin mi tía gritó -¡Papá!, y el silencio…

Él nos contestó y al instante salió de la casa, nos dijo que se quedó sosteniendo la refrigeradora (que por poco le cae encima pero gracias a Dios no le había pasado nada malo).

Después oímos los gritos de las muchachas quienes habían salido por la puerta principal, así que mi tía se fue por un costado de la casa a ver que les pasaba, resulta que ellas habían logrado salir de la casa pero al querer pasar por la talanguera el caballo “Tornado” no las había dejado pasar y estaba hostil con ellas, mi abuelo fue a apartarlo y las muchachas se fueron a ver como estaban sus familias.

En el momento del temblor no sabía en que parte de la casa estaba mi abuelo, después supe que él estaba en la galera con el caballo, ése era un lugar bastante seguro pero se metió a la casa con toda la intención de sacarnos a mi tía y a mí.

Pasado un rato entramos a ver la casa recuerdo que el interior estaba iluminado por los rayos del sol que la falta de tejado había dejado pasar, el muro junto al que acostumbraba a dormir mi abuelo se había desquebrajado, el problema mas grande fue que el horcón central de la casa se había hundido como sí justo en ése lugar hubiese pasado la fuerza del temblor.

Debo decir que Gracias a Dios no nos pasó nada, pero mi abuelo y mi tía perdieron su casa lo lamenté, era la casa de infancia de mi mamá, también fue la casa en la que pasaba mis vacaciones cuando estaba pequeña, por éso recuerdo ésa casa con mucho cariño y con algo de pena, porque me tocó vivir ésa experiencia que tanto dolor trajo a mi país.

Gracias por leer.

#Personal

 
Leer más...

Join the writers on Write.as.

Start writing or create a blog